¿La gran oportunidad para Sirotkin?

Ninguno de los top 3 de la GP2 del año pasado -Gasly, Giovinazzi y Sirotkin- logró un asiento en F1 (Giovinazzi llegó a correr pero sólo sustituyendo al lesinado Wehrlein). Pero los malos resultados de Jolyon Palmer abren una puerta al piloto reserva que viene de haber sido mejor novato de GP2 en 2015 y 3° en 2016, sólo por detrás de ambos Prema, equipo dominante.

Sergey este año sólo correrá las 24 Horas de Le Mans y lo está combinando con algunas pruebas a bordo de Formula 1. Recientemente estuvo rodando junto a Robert Kubica en unas pruebas de Renault en Cheste.

Y tras las declaraciones de un siempre desbocado Cyril Abiteboul, descontento con Jolyon, los rumores se dispararon:

“Palmer tiene un contrato donde se especifica un requisito, es el mismo para todos, ser eficiente. El personal hace el trabajo, así que su obligación es para con Renault, que le da un coche capaz de funcionar de forma correcta en todas las carreras”.

Hasta Lance Stroll ha logrado puntuar. Palmer ya no tiene excusas. Renault debería estar más o menos a la par de Toro Rosso en el mundial de constructores y Hülkenberg hasta ahora le está haciendo un 18 a 0. Triste. Es normal que Abiteboul se esté planteando subir a algún reemplazante.

Las credenciales de Sirotkin

El mejor año de Sirotkin fue el 2015. El ruso debutaba con el equipo Rapax en la GP2 y logró ser 3° en la clasificación general tras Stoffel Vandoorne y Alexander Rossi, mucho más experimentados.

Se mudó en 2016 a un equipo más fuerte, como ART GP, pero no logró hacer frente a los dominante Prema de Gasly y Giovinazzi, y volvió a ser 3°, emulando el curioso historial de Jules Bianchi en GP2. Consiguió así los puntos necesarios de SuperLicencia que lo califican para pilotar en F1.

Los otros candidatos

Surgió además el rumor de que Robert Kubica es otro candidato al asiento. Personalmente tengo mis dudas respecto a ello, puesto que Kubica estuvo medianamente inactivo mucho tiempo y además de su conocido problema motriz de su mano derecha que le dificulta pilotar, el principal problema es conocer si ciertamente podrá salir por sus propios medios del coche ante alguna eventualidad. Eso sí, generaría un impacto mediático para Renault sin precedentes cercanos.

Otros nombres que podrían considerarse son los de Sebastien Buemi, de gran labor en el equipo Renault de Formula E, suena también el nombre del Renault Sport Academy Oliver Rowland.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s