El fenómeno Jack Miller

jack-miller-moto3-2014

Jack Miller, el fenómeno piloto australiano del 95, debutó con 14 años en el mundo de la velocidad. Compitió en campeonatos de Australia y luego dio el paso a Europa en donde ganó en Alemania y dio destellos en el CEV; ese fue el paso a Moto3 en 2012 obteniendo buenos resultados a bordo de una poco competitiva Honda. Impresionó tanto así que lo llevaron a colocarse en un equipo de cabeza como es el de Redbull de Aki Ajo y fue allí donde empezó el sueño.

Con un sacrificio familiar empezó todo.

“Me invitaron a Tasmania para una carrera del campeonato australiano de Superbikes y terminé séptimo. Me divertí y decidí continuar. Terminé la temporada en cuarta posición aunque tuve que renunciar a cuatro carreras porque en ciertos estados no se puede pilotar con 14 años. Y gané el campeonato junior 125. Entendí enseguida que si me quedaba en Australia no había futuro, así que aproveché un contacto de un mecánico para organizar un viaje a Europa”.

Un cuarto puesto en Alemania aquel 2012 cuando aún era un niño de 17 años ya mostraba para qué venía Miller a Europa. En 2013 con una FTR Honda hizo magia al quedarse 7mo mejor colocado. Así saltó a la fama y fichó por Red Bull KTM Ajo.

Con 19 años iba dominando la categoría Moto3 y su nombre sonaba para ascender a MotoGP en la categoría Open. Parecía estar en la cima, pero lo que la gente no dimensionaba es cómo empezó la aventura de Jack. Su familia realizó una apuesta económica para que Jack pueda cumplir su sueño. Así, pudieron partir a Europa para competir en Alemania. Sus éxitos allí y en el CEV lo impulsaron a Moto3.

Las negociaciones y rumores locos empezaron en Le Mans, quinta carrera de Moto3, cuando eso Jack arrasaba, pero tras su victoria en Sachsenring, los rumores de su ascenso directo de Moto3 a MotoGP fueron cada vez más fuertes. Para Honda, después de hacer campeón del mundo de MotoGP a un piloto recién ascendido de Moto2 (Marc Márquez), ahora el reto es llevar a una joven promesa de Moto3 directamente a MotoGP. El elegido fue Jack, la superestrella naciente. Pasarle de una moto de 60 CV a una de más de 250 CV era un experimento de Honda.

“Ruedo en motos de carretera desde 2009. Cierto que no es mucho tiempo, así que es un gran paso. Pero también es un proyecto a largo plazo y con el tiempo y la actitud adecuada puedo hacerlo. Es sólo una moto” -decía un Jack Miller, cuyo nombre que estaba en boca de todos.

Pero la ansiedad le superó y posteriormente su rendimiento bajó, -y a pesar de ser el que logró más victorias- Álex Márquez terminó quitándole el título.

Era evidente el talento de este chico, pero ¿estaba preparado para dar el salto a MotoGP sin haber llevado una moto de esas características?

Pues lo cierto es que en su primer año las cosas no fueron del todo bien, el joven australiano tuvo que entrenar fuerte para poder hacer frente a semejante monstruo que era el que le tocaba montar. Con sus 60 kg debía manejar una moto de 150 kg y necesitaría un nuevo físico en tiempo record.

Precisamente eso fue su punto débil en su debut y sí, como todo el mundo imaginaba Jack Miller sufrió las consecuencias de no pasar por la categoría previa a MotoGP con motos más pesadas y mucha más potencia. Los resultados no llegaban y las caídas eran frecuentes: parecía que todo ese talento que se vio en Moto3 se había esfumado y llegaban las preocupaciones departe de los responsables de Honda.

Saltos precipitados que terminaron en fracasos ya sucedieron. Pasó con Pierfrancesco Chili en 1986 y Gary McCoy en 1998.

Pero en Silverstone de aquel año de su debut en Moto GP, volvimos a ver un destello de aquel Miller de Moto3, el agresivo y decidido piloto que todos habíamos visto. Coincidió que en esa carrera de corría sobre el asfalto mojado, y Miller destacó delante de los demás , también de su compañero de equipo. El joven australiano venía remontando y con una progresión indiscutible sobre el asfalto mojado, pero en un intento de querer superar a su compañero se va al suelo y se lo lleva por delante, lo que vendría siendo la mejor carrera del joven piloto debutante en la categoría, se convirtió en un doble abandono para los pilotos del Team LCR y un mal resultado para el equipo. Eso le llevó a tener una mala reputación en la parrilla de la categoría reina, tenía talento pero no lo sabía aprovechar, muchos problemas con la Honda en ese 2015 y la falta de fuerza para coger la moto fue lo que causó que el joven piloto australiano no pueda rendir al 100%.

10991291_798586193540524_3825152412647869094_n

En 2016 ya con un año de experiencia las cosas cambiaron y Miller se puso a lo suyo . Pero en 2016 la Honda estaba muy por detrás de las otras motos, lo cual lastraba los resultados del joven piloto australiano. La mejora fue tal que ya no se caía con frecuencia y lograba resultados extraordinarios, y por fin en Assen bajo la lluvia de nuevo pudimos ver al mejor de Jack Miller.

Remontando desde la posición 21 y peleando con todos los que se interponían en su paso, incluidos el múltiple campeón Valentino Rossi y el imbatible Marc Márquez -que en ese entonces se estaban jugando el mundial-, Miller se los merendó y lideró la prueba desde la mitad de carrera hasta el fin y logró su primera victoria en la categoría reina, lo consigue 6 años después, una victoria para un equipo satélite. Desde Toni Elías en el GP de Portugal de 2006, rompiendo varios récords.

Y cuando el asfalto está mojado se ven a los verdaderos pilotos, fuera de los pilotos top que siempre mantienen un margen cuando luchan un mundial. Pero esta victoria de Miller bastó para zanjar todo rumor que recorría por el paddock de su bajo rendimiento y su prematuro ascenso.

13767129_10154642399585769_8277631332744841944_o

Después de la victoria en Assen, volvimos a tener otra carrera en lluvia y Miller volvió a destacar cuando el asfalto estaba mojado, cuando fue secándose el rendimiento se vino abajo y con el cambo de Moto solo pudo acabar 7mo.

Miller finalmente demostraba que con sólo 21 años y fuera de un equipo oficial (con la dificultad que eso conlleva) que merece estar en MotoGP, que puede ganar y estar con los mejores. Lo peor de la temporada para “Jackass” fue la clasificación del Gran Premio de Austria donde sufrió una caída y tuvo varias lesiones  en una vértebra y en una muñeca, para luego detectarse una rotura en el tobillo, esto dejó a Miller fuera de unas carreras y a su vuelta no estamos viendo  a lo mejor de este piloto, pero de cara al futuro es uno de los pilotos a tener en cuenta ya que Honda apuesta por el y quién sabe si será el sustituto de Dani Pedrosa de aquí a unos años.

Ganar una carrera en circunstancias especiales le puede pasar a cualquiera que esté en el sitio adecuado en el momento oportuno, no es síntoma de nada más; Como los casos de Loi, Pawi, Oettl, por poner algunos ejemplos. Pero indudablemente siempre Miller ha demostrado tener esa pasta bajo la lluvia y que tiene muchísimo potencial. Eso sí, su peculiar caso puede configurar perfectamente todo esto como sólo un espejismo.

Imagenes: Fan page Motogp (facebook)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s